Historia

 

La Domus - Can Llensa, centro de promoción turística y cultural de Hostalric se encuentra en Can Llensa, edificio construido por el empresario Alfons Llensa i Plademunt en 1898 para establecer una fábrica de tapones de corcho. La actividad principal de la empresa se centraba en la exportación de tapones al mercado francés (champagne). Con el inicio de la Primera Guerra Mundial (1914), esta tuvo que cerrar.

 

Durante la Guerra Civil se reformó el edificio para convertirse en la escuela municipal. A mediados de los setenta, el Ayuntamiento compró la finca a la familia Llensa, y en el 2004 fue rehabilitado para albergar el centro cívico, el Casal de Abuelos y la biblioteca Modest Salse.

 

El espacio tal como lo entendemos hoy, fue diseñado por MSB Estudi Taller d’Arquitectura y la ejecución de la obra la llevaron a cabo empresas y profesionales locales. Des de entonces, se ha consolidado como un espacio polivalente centrado en la promoción turística del municipio y la difusión del patrimonio cultural i gastronómico local.

 

La Domus – Can Llensa es la sede de la Oficina de Turismo, integrada dentro la Xarxa d’Oficines de Turisme de Catalunya promovida por la Direcció General de Turisme de la Generalitat de Catalunya.