Foso

Volver atrás




El foso de Hostalric se cavó en la roca viva y rodeaba el castillo en dos terceras partes. Era una dificultad más con la que se encontraban los atacantes de la fortaleza, ya que una vez conquistado el camino cubierto, que es la actual carretera, debían descender al foso e intentar escalar el muro. Hay que destacar que este era un foso seco, ya que el agua que podía caer de la lluvia era recogida en la cisterna del camino cubierto.